Montevideo, Uruguay -

Embajada de Uruguay

Embajada de Uruguay

 


Arquitectura en Uruguay

La arquitectura pre-colombina en Uruguay era simple, pero muy poca arquitectura de ese período queda en pie. Con la llegada de los europeos, llegaron nuevos estilos y diseños. Durante los años 1920s y 1930s, el clima político de liberalismo, en conjunto con una población educada y próspera, crearon un ambiente ideal para la recepción de la arquitectura moderna.

La arquitectura pre-colombina en Uruguay era simple, pero muy poca arquitectura de ese período queda en pie. Muchos de los pobladores eran semi-nómadas por lo que nunca construyeron estructuras permanentes. Para esas personas y aquellas que estaban más asentadas, su enfoque principal en la construcción era en la forma de casas de habitación. Estas casas eran de naturaleza simple, y utilizaban los materiales disponibles localmente. Debido a su construcción con materiales naturalmente degradables, estas estructuras históricas han sido reemplazadas por materiales y estilos más modernos.
 
Con la llegada de los europeos, llegaron nuevos estilos y diseños. La ciudad de Colonia del Sacramento nos brinda uno de los mejores ejemplos de arquitectura colonial en Uruguay, al haber influencias tanto de Portugal como de España. Todo el distrito del Barrio Histórico está lleno de casas y tiendas coloniales, principalmente en la Calle de los Suspiros. Lo más destacado de la ciudad es quizás la Casa Nacarello.
 
Pocos lugares en Uruguay se comparan con la arquitectura colonial de Colonia del Sacramento, aunque Montevideo también tiene lo suyo. Después de independizarse al principios del sigo XIX, el país se demoró en construir grandes proyectos de renombre. Esto empezó a cambiar a principios de los 1900s.
 
Justo al norte de Colonia del Sacramento se encuentra un gran complejo en Real de San Carlos, construido como una atracción turistica de la época. Lo más destacado quizás sea la gigantesca plaza de toros, pero el hotel y pista de carreras cercanos son igualmente interesantes. 
 
Una ciudad con más arquitectura moderna es Punta del Este. Talvez la obra arquitectónica más impresionante sea la Casa Pueblo, a las afueras de la ciudad en Punta Ballena. Esta inusual casa con forma nada convencional también ofrece excelentes vistas. Sin embargo, el lugar más popular de Punta del Este es la gigantesca escultura de la mano que sale de la arena.
 
La Capital, Montevideo, ofrece una mezcla decente de arquitectura de varios períodos, con arquitectura colonial y edificios modernos.
 
Arquitectura moderna en Uruguay
 
Durante los años 1920s y 1930s, el clima político de liberalismo, en conjunto con una población educada y próspera, crearon un ambiente ideal para la recepción de la arquitectura moderna. Las nuevas escuelas públicas en Montevideo diseñadas por Juan Antonio Scasso en 1926 exhiben un esquema racional de volúmenes simples. El diseño del nuevo Palacio Municipal de Montevideo (1930) por Mauricio Cravotto, aunque es de composición simétrica, tiene detalles modernos. La tienda por departamentos Lapido (1929-33), por Juan Aubriot y Ricardo Valabrega, es un buen ejemplo de la nueva arquitectura Modernista que se implantaron rapidamente en Latinoamérica después de las famosas conferencias de Le Corbusier en 1929.
 
La figura central en Montevideo fue Julio Vilamajó, que diseñó la Facultad de Ingeniería en 1937. Las secuencias espaciales en el piso, la articulación de los diferentes volúmenes, y las complejas funciones del edificio son típicas de su arquitectura. Su preocupación por una expresión honesta a través del uso correcto de materiales y estructuras es evidente en todo su trabajo y tambien en su rol como educador en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de la República en Montevideo, que en la década de los 1930s era la más avanzada en toda América.
 
Cuando Joaquín Torres García volvió a Montevideo en 1934 para fundar una escuela de arte, era parte de un grupo de artistas que -tal como Piet Mondrian y Theo Van Doesburg en París- consideraban a la abstracción como la más elevada expresión del espíritu humano. Al mismo tiempo, sintió que era importante incorporar símbolos en su trabajo sin negar los principios básicos de la abstracción. Su Taller Torres García, establecido en 1943, lanzó las carreras de muchos artistas, incluyendo a Augusto y Horacio Torres, Julio Alpuy, y Gonzalo Fonseca. Las ideas del Taller Torres García en cuanto a la integración del arte y la arquitectura tendrían un gran impacto en los arquitectos de Uruguay y Buenos Aires. Mario Payssé-Reyes fue un estudiante de Vilamajó y heredó su estudio en la Escuela de Arquitectura. Su seminario para la arquidiócesis de Montevideo (1954) es un gran complejo organizado alrededor de varios patios. El uso de ladrillos y la colaboración con Horacio Torres en los relieves de las paredes, puertas, y más hacen de éste el mejor ejemplo de la integración de las artes en la región.
 
El trabajo de Eladio Dieste se basó en la aproximación constructiva a las artes impulsada por el Taller Torres García. Dieste fue capaz de inventar un nuevo sistema estructural basado en la amalgamación de ladrillos, mortero y hierro. En su Iglesia Atlántida (1957-58) las paredes y techos de ladrillo ondulan en formas que son desorientadores. En el interior la articulación del espacio y la luz se logra con la inflección de las estructuras de cerámica que tienen una geometría inusual que contradice las técnicas de albañilería tradicionales. También usó esta técnica en sus diseños para bodegas industriales y fábricas, como la de Agroindustrias Massaro (1955) en Canelones y la Bodega Frugoni (1955) en Montevideo.
 
Puntos de interés arquitectónico en Uruguay
 
Faro Cabo Polonio
El llamativo faro de Cabo Polonio provee una fabulosa perspectiva del lugar, la colonia de los leones marinos, y las dunas e islas circundantes. El avistaje de vida silvestre es excelente durante todo el año. Debajo del faro, leones marinos y focas sudamericanas retozan en las rocas durante todos los meses del año excepto febrero.
 
La Mano en la Arena
 
El punto mas famoso de Punta del Este es la gigantesca mano que emerge de las arenas de Playa Brava. La Mano en la Arena, esculpida en hierro y cemento por el artista chileno Mario Irarrazabal en 1982, ganó el primero lugar en una monumental contienda artística de ese año y ha sido una atracción de Punta desde entonces.
 
Castillo Pittamiglio
 
En la Rambla entre Punta Carretas y Pocitos, se encuentra este legado excéntrico del alquimista y arquitecto local Humberto Pittamiglio. Tan solo echar un vistazo a su peculiar fachada merece la pena, pero si puede tomar un tour del interior no lo dude.
 
El Faro del Cabo Santa María
 
Este faro se completó en 1874 y marcó el inicio de La Paloma como un resort de playa. El primer intento por construirlo colapsó durante su construcción durante una violenta tormenta, matando a 17 obreros franceses e italianos que se encuentran enterrados en las cercanías. Afuera hay un reloj solar que utiliza la sombra del faro para mostrar la hora.
 
Faro de Colonia
 
Uno de los puntos de interés más prominentes de Colonia es el faro del sigo XIX, el cual provee una excelente vista de la ciudad vieja. Se yergue entre las ruinas del siglo XVII del Convento de San Fancisco, justo en la esquina suroeste de la Plaza Mayor 25 de Mayo.
 
Casa Rivera
 
La Casa Rivera, construida en 1802 con un estilo arquitectónico neoclásico, alberga una fascinante colección de artefactos indígenas, tesoros coloniales y pinturas al óleo, que uncluyen una espectacular vista panorámica del Montevideo de finales del siglo XVIII.
 
Convento de San Francisco
 
EN la esquina suroeste de la Plaza Mayor 25 de Mayo se encuentran las ruinas del Convento de San Francisco, construido durante el siglo XVII. Entre las ruinas se encuentra el faro del siglo XIX. El faro provee una excelente vista de la ciudad vieja.
 
Iglesia Matriz
 
La Plaza de Armas es el hogar de la iglesia más antigua del Uruguay, cuya construcción se inició en 1860, aunque ha sido completamente resconstruida en 2 ocasiones. En la plaza también se encuentran los cimientos de una casa que data de los tiempos en que el área estaba bajo dominio portugués.
 
Palacio Legislativo
 
El Palacio Legislativo data de 1908 y aún es la sede de la Asamblea General del Uruguay (rama legislativa). El edificio de 3 pisos con arquitectura neoclásica está abierto a tours guiados de 10h30 a 15h00 entre semana.
 
Calle de los Suspiros
Las famosas calles del Barrio Histórico de Colonia incluyen la angosta y adoquinada Calle de los Suspiros, rodeada por casas coloniales de azulejos y estuco, y el Paseo de San Gabriel en la orilla del rio.
 
Palacio Salvo
Al este de la Plaza Independencia, la estructura de 26 pisos con un loco peinado de colmena es el Palacio Slavo, el edificio más alto de sudamerica a la hora de su inauguración en 1927.
 
Puerta de la Ciudadela
Al oeste de la Plaza Independencia se encuentra la Puerta de la Ciudadela, un macizo marco de piedras que es lo único que queda de la antigua citadela colonial, demolida en 1833.
 
Palacio Estévez
Al sur de la Plaza Independencia se encuentra el Palacio Estévez, que data del siglo XVIII, y que fue la Casa del Gobierno hasta 1985.

 

 

  Inicio  ∙   Acerca de Uruguay  ∙   Actividades  ∙   Turismo  ∙   Comercio e Industria  ∙   Educación  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Negocios  ∙   Contacto  ∙   Departamentos  ∙  
Enlaces de interés:
                        

 

Países:
 
América del Norte

Canadá
México
Estados Unidos

 

América Central

Guatemala
Belice
El Salvador
Honduras
Nicaragua
Costa Rica
Panamá

América del Sur

Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador

 

Guyana
Paraguay
Perú
Surinam
Venezuela

Caribe

Antigua y Barbuda
Aruba
Bahamas
Barbados
Cuba
Granada

 

Haiti
Jamaica
República Dominicana
San Vicente Granadinas
Santa Lucia
Saint Kitts y Nevis

 


© Embajada de Uruguay - Todos los derechos reservados.